NORMAS DEL JUGADOR DEL CLUB BALONCESTO VILLA DE ARANJUEZ

En el momento de inscribirse como jugador en el Club de Baloncesto VILLA DE ARANJUEZ, se adquiere el compromiso de aceptar las normas de jugador escritas en este documento.

Con la inscripción que se realiza para la temporada, se acepta dando por conocidas estas normas, por lo que el jugador se compromete a aceptarlas:

  1. El jugador está obligado al pago de las cuotas establecidas, el incumplimiento reiterado en los pagos sin previo aviso, puede llevar a la suspensión de su actividad en el Club mientras duren los impagos sin justificación.

  2. El jugador está obligado a asistir a los partidos del Club con la equipación oficial completa, que se compone de sudadera, equipación de juego (pantalón de juego, camisetas azul y amarilla), y el cubre de calentamiento.

  3. Esta totalmente prohibido la manipulación de cualquier prenda de la equipación oficial de juego. En caso de manipulación el jugador estará obligado a adquirir una nueva prenda para poder seguir jugando.

  4. En caso de pérdida de una prenda, está obligado a adquirir otra. No se puede ir a los partidos sin alguna de las prendas.

  5. La equipación es de cada jugador en propiedad, estando obligado a adquirirla cuando se llega nuevo al Club, no siendo necesario renovarla cada año.

  6. En caso de coincidencia de número al cambiar de equipo, el jugador que tiene prioridad sobre el número es el jugador que tiene más antigüedad en el equipo. En caso de que sean los dos jugadores de diferentes equipos y con el mismo número, los que acceden a un nuevo equipo, tendrá prioridad el jugador con más antigüedad en el club.

  7. En caso de conflicto, se propondrán acuerdos de carácter amistoso y sólo en caso de no llegar al acuerdo, será cuando el Director Técnico quien haga de juez para asignar el número.

  8. El jugador está obligado a asistir a los entrenamientos en ropa deportiva adecuada a la actividad que desarrollará.

  9. De la misma manera, debe asistir a los entrenamientos en calzado diferente al de la actividad y cambiarse antes de empezar la actividad, para mantener limpia la pista.

  10. El jugador entrenará y jugará en el equipo que le asigne el Director Técnico y/o entrenador, pudiendo jugar en unos o varios equipos.

  11. Las sanciones económicas que aplique la federación a cualquier jugador por insultos o malas prácticas durante los partidos (peleas, insultos a árbitros y/o jugadores...etc), serán repercutidas al propio jugador que deberá abonar la cuantía de la multa íntegra.

  12. Cualquier acto de indisciplina, tales como peleas, insultos, acosos, etc. que llegue al conocimiento de entrenadores, Director Técnico, y/o miembros de la Junta Directiva, serán tratados por éstos.

  13. El jugador pertenece al Club dentro y fuera de la cancha, por lo que debe respetar las instalaciones, material y personal de mantenimiento de las instalaciones.

  14. Se puede estar en las instalaciones cuando no sea su equipo el que entrene, pero siempre sin molestar y sin interferir en el desarrollo del trabajo de los demás equipos.

  15. Los entrenadores, el Director Técnico, y la Junta Directiva están a disposición de los jugadores para cualquier cosa, y evitar así conflictos y malentendidos que pueden llevar a la discordia.

  16. No se deben usar las redes sociales para descalificar, insultar o acosar, y mucho menos en nombre del Club.

  17. Cuando se participa en las actividades del Club, se aceptan las normas para esa actividad, tales como viajes, torneos, charlas, celebraciones...etc.

  18. El incumplimiento de las normas específicas para una determinada actividad, puede llevar la suspensión del permiso para realizar actividades que organice el Club.

  19. Los padres y/o acompañantes deben ser respetuosos con el Club, instalaciones y personal de mantenimiento y los jugadores deben recordarles que ellos también son parte del Club y que sus malas prácticas repercuten en la imagen del Club, y en la mía propia.

  20. Cuando traigo amigos al pabellón, deben respetar la actividad sin pasar a la pista, gritar, y no deben coger material.